Santiago Peña opta por el camino de las propuestas en lugar de atacar a su oponente