G-15 y la izquierda se unen para sacar provecho político de crisis comercial de Ciudad del Este.

By: Churero

A pesar de no tecde 58ner mucho que hacer con respecto al tema, y de no haber intervenido nunca en todo este periodo legislativo para acciones concretas del gobierno nacional ante el Brasil, repentinamente senadores ligados a candidatos a intendentes de Ciudad del Este, deciden reunirse con un grupo de taxistas, también candidatos a concejales, para “buscar una solución a la crisis que afecta al comercio esteño”…detalla el portal esteño Diario La Jornada en su edición del Viernes 5 del corriente.

El senador Nelson Aguinagalde, es uno de los impulsores de este encuentro, que lejos de buscar una solución, será una ocasión para realizar abiertas campañas políticas de cara a las próximas municipales, teniendo en cuenta que desde sectores del coloradismo y la oposición, ya se tienen por segura la victoria de la actual intendenta, Sandra Zacarías, por lo que se estarían buscando mecanismos para unir a los sectores de izquierda con un sector del coloradismo, debido a que por separado las chances de ganar son nulas.

[Best_Wordpress_Gallery id=”24″ gal_title=”Obras CDE 2″]

La fusión entre la disidencia colorada, nucleados en el G15, y liderados por Mario Abdo Benítez y Nelson Aguinagalde, con los senadores izquierdistas al mando de Fernando Lugo, y los intereses personales de los mismos solamente ocasionan perjuicios para el Paraguay y su gente, con la modificación de la ley de Alianza Público Privada, donde pusieron en riesgo miles de fuentes de trabajo y un centenar de obras de gran envergadura que el gobierno nacional tiene proyectado realizar, como las obras de Agua Potable, Alcantarillado Sanitario y Desagüe Pluvial para cuatro ciudades cabeceras del Alto Paraná.

nelson y marito

Otra obra sensible para el departamento del gobierno de Cartes, como la ruta partirá desde Natalio sur, Itapúa, hasta Cedrales, en el norte de Presidente Franco, interconectando así los principales puertos y regiones graneleras del país, ubicados en la zona de influencia del río Paraná y ahora las gestiones que están realizando con hombres fuertes del Gobierno de Dilma Rousseff para que finalmente la cota de compras se promulgada y entre a regir a partir del 1 de julio, medida que afectaría en gran medida al comercio de las ciudades fronterizas con el Brasil, y los miles de puestos de trabajos en esos lugares.

A esto se suma, la denuncia de un alto funcionario brasileño quién confirmó que políticos paraguayos de izquierda estarían detrás de la serie de medidas que el Brasil está adoptando para asfixiar comercialmente a nuestro país. Aunque no dio nombres todo apunta a que el senador Fernando Lugo del Frente Guasu, sería el principal “operador” ante el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, para trabar todos los planes comerciales de nuestro país en las zonas de frontera y en el Mercosur.

Conforme a los datos Lugo a través del expresidente Luiz Inácio Lula Da Silva, habría pedido a la presidenta Dilma que no dé lugar al pedido de reconsideración de la reducción de la cota libre de impuestos para las compras de los brasileños en el exterior en un 50%. Bajará de 300 a 150 dólares. Es bien sabida la afinidad política que hay entre Lugo y Lula. Pero no solamente los senadores de izquierda habrían estado en el plan de boicotear el pedido para que el Brasil revea su decisión sobre la cota. Se mencionó igualmente que el senador colorado, Nelson Aguinagalde estuvo operando fuertemente. Aunque no se pudo confirmar plenamente.

g15

El objetivo de asfixiar el comercio de Ciudad del Este, que es considerado el pulmón económico del país, es crear focos de conflictos y así buscar la desestabilización del gobierno del presidente Cartes, y de paso afectar al feudo político de quien es su principal aliado en la arena política. Los dirigentes taxistas, quienes además de impulsar la actividad irregular en el centro, se han convertido en los últimos meses en simples activistas políticos, son los principales impulsores locales de este encuentro.

Muchos de ellos, han vivido varios años con la actividad ilegal en la frontera, y se encuentran buscando la manera de continuar con un modelo agotado. Asimismo, los mismos no gozan de la simpatía de la mayoría de la población, debido a la conocida prepotencia y a los abusos que se dan en la zona del centro de Ciudad del Este, especialmente.

Dejá una respuesta

Back to Top